Blogia
ECOBLOGIA

Libro solidario:

Donde anidan los ángeles "Donde anidan los ángeles" ofrece historias de cooperantes entregados a los países pobres.

El periodista de TVE Vicente Romero ha presentado el libro "Donde anidan los ángeles", en el que relata algunas de las historias más apasionantes de gente entregada al Tercer Mundo que ha conocido durante décadas de cobertura informativa de conflictos y hambrunas.

Entre esos "ángeles" que retrata Romero figuran el misionero Angel Olarán, que tiene en Etiopía varios proyectos contra el hambre, el sida y la prostitución; el sacerdote Nicolás Castellanos, que renunció al obispado en Palencia para trabajar como misionero en Bolivia, o el javeriano Chema Caballero, que ha contribuido a que abandonen las armas más de 3.000 niños soldados en Sierra Leona.

"Son personajes que te hacen recuperar la fe en el género humano", afirmó el reportero, quien se alegra de que su trabajo como periodista le haya permitido, al menos, "asomarse" a la pobreza.

Romero se ve lejos de ser capaz de explicar y comprender la pobreza. Le faltan imágenes y palabras que cree que sólo tienen a su disposición quienes, como los protagonistas de su libro, viven cada día con la pobreza o están inmersos en un conflicto bélico. "Ellos quienes se enfrentan con esa realidad", aseguró.

A su juicio, gobiernos como el de Estados Unidos u organizaciones como el Fondo Monetario Internacional, pilotadas por "funcionarios despiadados", son más crueles que algunos militares occidentales que pueden estar actuando estos días al margen de la ley en Iraq.

Para Romero, los medios de comunicación están regidos por el mundo empresarial y por "valores bursátiles", y en gran medida demandan espectáculo para sus noticias sobre el Tercer Mundo por culpa de la audiencia, y minusvaloran reportajes sobre casos de proyectos aislados o con estampas de niños con ojos llenos de moscas. "Interesan las ayudas humanitarias masivas porque el espectáculo se convierte en circo, mandamos aviones y decimos qué buenos somos".

En la presentación del libro, editado por Destino, estuvo uno de los personajes retratados, el misionero Angel Olaran, un ejemplo de estas personas que les gusta "afrontar los problemas y no explicarlos", en palabras de Romero.

Olaran dijo que su entrega a los más desfavorecidos en el Tercer Mundo no le resulta un sacrificio, sino un "privilegio", porque está cada día en contacto con gente que vive en la miseria "pero que no está deshumanizada".

"Es la humanidad en estado puro, mientras aquí nuestros niños viven enterrados en cementerios de juguetes, que seguramente están construidos por niños explotados en el Tercer Mundo".

El religioso no comparte el rechazo de las jerarquías eclesiásticas al empleo de preservativos para combatir en el Tercer Mundo lacras como el sida.

"Si las prostitutas a las que yo ayudo no se protegen se van a morir", sostiene. "Las concepciones de que no lo hagan sólo pueden salir de un despacho de aquí (del "Primer" Mundo), donde se está caliente".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres