Blogia
ECOBLOGIA

Cabárceno al natural

Cabárceno



Quien no haya oído hablar de este paraje situado a escasa distancia de Santander, le extrañará que pueda ser recomendado para ir con los más pequeños. Y más si descubre que se trata de una viejísima explotación minera, ya descrita por el historiador romano Plinio. Pero no lo dude, pocos lugares atesoran tantos atractivos para la visita familiar como el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, en un marco natural.

Las explotaciones férricas de la Sierra de Cabarga figuran entre las más antiguas del territorio español; han sido explotadas de forma continuada durante alrededor de tres milenios.

Antes de que los romanos extrajeran el material de sus inagotables filones, los cántabros ya obtenían el mineral de las entrañas del paraje. Lo certifica el hallazgo en la mina Crespa de un caldero de bronce, fechado entre 900 y 600 años antes de Cristo. Desde entonces estuvieron en funcionamiento hasta 1989, momento en que dejaron de ser rentables.

Tan intensa y prolongada actividad transformó por completo el paisaje de Cabárceno. En mitad de los tranquilos y verdes montes surgieron atrevidas formas rocosas originadas por los enormes depósitos de escorias abandonadas. El perfil redondeado y suave dio paso a un enorme caos de pequeñas cordilleras de afiladas cumbres, verticales terraplenes y extensas baterías de pozos, agujeros y socavones. En definitiva, se formó un enorme y degradado paisaje.

Adquirido por el Gobierno de Cantabria, se decidió rehabilitar la zona y asentar en la misma un peculiar parque zoológico, alejado de los establecimientos al uso. Se procedió a rehabilitar calzadas medievales y romanas, y repoblar con decenas de especies vegetales. Desde entonces, Cabárceno se ha convertido en uno de los parajes más sorprendentes que pueden encontrarse.

En este espacio de 750 hectáreas reside un millar de animales, pertenecientes a 66 especies, muchas de ellas escasas o amenazadas de extinción. Todas se integran en recintos donde viven en semi-libertad.

Junto con las más características de la península Ibérica, como lobo, oso, ciervo, jabalí, gamo, corzo y muflón, conviven otras exóticas: león, tigre, leopardo, elefante africano, hipopótamo, addax, nilgos, kobos, monos de Gibraltar y bisontes europeos.

Cabárceno



Cabárceno está incluido dentro del espacio natural protegido del Parque Natural de Peña Cabarga, área kárstica que ocupa una extensión de 25,8 kilómetros cuadrados, enclavada en el centro de Cantabria.

Para no perderse

Situación: 17 kilómetros al sur de Santander, 39693 Obregón, Cantabria.

Servicios: Restaurante, cafetería, self–service, tienda de recuerdos, reptilario, lago de pesca de truchas, áreas infantil, de paseo y picnic.

Actividades: Exhibición de aves exóticas, demostración y técnicas de vuelo de aves rapaces, exposición de reptiles tropicales, demostración de leones marinos (a partir de julio).

Precios: Entrada Adulto 12,30 € Entrada Grupo 11,10 € Entrada Niño 8,70 € Entrada Grupo Niños 7,80 €

Horario: 9:30-18:00 (hasta las 20:00 en verano)

Alojamiento: en los alrededores de Cabárceno destaca el edificio colonial de Las Palmeras, en Puente Viesgo, rodeado de un jardín de 2.000 metros cuadrados. Tfno: 942 596 344. Otros alojamientos.

Más información:
- Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Tfno: 942 563 736.
- Más espacios naturales
- Turismo rural por Cantabria

jlarrea
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres